Maneras Responsables de Reciclar la Tecnología:


Cada año, casi 350 millones de cartuchos de tóner usados alrededor del mundo acaban en un vertedero. Según Dell, dado que no son biodegradables, un cartucho solo de tóner o tinta puede durar 1,000 años en descomponerse. Cuando todo este exceso está así tirado, pone en riesgo hábitats naturales, donde los animales toman plástico para comida y el agua está contaminada por la tinta, efectivamente destruyendo un ecosistema para generaciones. Reciclar es una parte integral de la solución para mitigar los impactos negativos de la impresión.

Aunque todos los cartuchos fabricados hoy en día son reusables, eventualmente llega el momento de tener que tirarlos; pero tirarlos en la basura normal puede tener efectos negativos tanto en las finanzas de una organización como el medioambiente general. Muchos fabricantes tecnológicos combaten estos efectos por ofrecer instalaciones de reciclaje de consumibles, mientras que otros ofrecen incentivos financieros para cada cartucho devuelto. La estrategia es re-fabricación, y utiliza hasta 80% menos energía que la fabricación de un cartucho de plástico nuevo. Por su parte, el programa de reciclaje de HP ha prevenido el equivalente del tiro de 2.5 mil millones de botellas al vertedero desde su inicio en 1991. Más allá su impacto significativo al medioambiente, cartuchos re-fabricados también se venden a precios más económicos que sus contrapartes completamente nuevas.

Los fabricantes principales como HP y Dell ya se han dado cuenta de la importancia del reciclaje, y ofrecen soluciones optimizados para habilitar al cliente a reciclar sus consumibles responsablemente. Clientes de HP ubicados en países que cuentan con su programa de reciclaje oficial pueden acerarse la oficina más cercana que ofrece este servicio y dejar sus cartuchos vacíos sin costo alguno personal. Las organizaciones que necesitan reciclar una gran cantidad de cartuchos tienen la opción de etiqueta de tinta pre-pagado. Solo hay que empacar un cajón con hasta 300 cartuchos, imprimir una etiqueta para el contenedor desde el sitio web HP, y enviar todo al Home Office. Para usuarios que recicla ocasionalmente, HP también ofrece una opción de etiqueta pre-pagado para un cartucho singular que incluye el reciclaje del embalaje. En adición, este programa de devolución recientemente ha expandido para incluir medios gráficos y técnicos HP para impresoras de formato ancho. Organizaciones ubicadas en países sin el programa oficial pueden contar con Planson International como un miembro autorizado del HP Planet Partner Program, que tenemos un proceso comprensivo de reciclar consumibles vacíos, colectándolos, almacenándolos, y enviándolos a uno de las instalaciones globales de reciclaje HP.

Ha sido un reto antiguo de las empresas tecnológicas maximizar los beneficios de las materias devueltas a través de programas de reciclaje. A este fin, HP creó el proceso innovador de closed loop recycling. Empezando cuando un cliente devuelva sus cartuchos vacíos a HP para ser reciclados, el fabricante luego separa cada producto por materia, y combina el plástico de los cartuchos con plásticos reciclados de otras fuentes, como botellas de agua para crear cartuchos nuevos de tóner o tinta. Actualmente, casi 100% de los cartuchos de tóner HP LaserJet fabricados contienen plásticos reciclados.

Reciclar responsablemente es una preocupación para empresas de cada tamaño, especialmente con respecto a los electrónicos. Su desecho incorrecto puede hacer daño al medioambiente, y aún comprometer la reputación de una organización; e implementar hábitos de reciclaje aumenta la consciencia de una organización a las opciones disponibles para ser responsable con facilidad. También reconocido como un líder de la industria por sus iniciativas de reciclaje, Lexmark es otro buen ejemplo de cumplir con los requerimientos de seguridad y sostenibilidad de sus clientes. Aprende más sobre los servicios de reciclaje y el gran impacto que continúa a tener en nuestro planeta con este video de Lexmark.