Los Rúters


Mientras que la oficina muy conectada y multipropósito se pone aún más común, ahora es el momento de tener un rúter que pueda soportar las demandas cada vez mayores para conectividad. Cuando se elige la solución adecuada, hay muchos factores para considerar – el área de cubertura, el número y tipo de equipos para ser conectados, y el modo de conexión son algunos – pero algo de investigación es suficiente para identificar el modelo correcto para cada necesidad.

Cuando la velocidad que el factor más importante, la familia de productos Cisco 4000 ISR es popular, con rapidez hasta 2000Mbps y funciones integradas de red para manejar tanto la comunicación directa con centros de datos privados como el acceso a la Nubes pública a través de la red. Únicamente equipados con VPNs que destacan switching multi-protocolo de etiquetas (MPLS), estos rúters dirigen datos desde un nodo de red hacia el próximo a través de etiquetas abreviadas en vez de direcciones largas de red, así evitando búsquedas complejas y aumentados la velocidad total del equipo. Su software Cisco Intelligent WAN (IWAN) desarrolla aún más la fiabilidad de conexión por la priorización de tráfico por aplicación, punto final, y condición de la red.

Ideal para la productividad sin demoras, el Linsys Max-Stream AC5400 Gigabit WiFi Router es suficientemente robusto para soportar la transmisión pesada de medios desde varios equipos a la vez, resultando en la misma velocidad efectiva para cada sistema. Este modelo también mantiene sus funciones sin importar la ubicación del equipo con seamless roaming, conectándose a través de las paredes y afuera del edificio hasta cierta distancia con el accesorio de extensión Wifi Range Extender. Para seguridad, emplea controles de contenido y contraseñas separadas para huéspedes que limitan tanto las distracciones como la pérdida de datos.

Los rúters ya son ubicuos en cualquier oficina, pero mientras aumenta la complejidad de la red, es muy importante tener en cuenta las buenas políticas para su uso. La mayoría de modelos vienen estándar con actualizaciones de seguridad, pero no todas le alertan al administrador cuando le toca ser instalada. Para protegerse contra los hackers y otras amenazas digitales, ver abajo estos consejos simples:

  • Cambiar la contraseña de administrador y hacerlo fuerte
  • Cambiar el nombre identificador SSID para no dejar claro los detalles del modelo
  • Encender la encriptación del rúter para asegurar que el tráfico dentro la red es ilegible
  • Actualizar regularmente la contraseña usada para conectarse a Wifi
  • Asegurarse que el firmware del rúter está actualizado

Para más información sobre el mejor modelo para su ambiente, ponerse en contacto con su equipo dedicado en Planson.