Fotocopiadoras: Cubriendo las Necesidades del Cliente


Fotocopiadoras independientes casi han desaparecido en esta Edad Digital en que nos encontramos, reemplazadas por impresoras multifuncionales que combinan la impresión, la copia, el escaneo, y el fax en un aparato singular. Sin embargo, la realidad es que muchas empresas todavía necesitan hacer copias de documentos impresos regularmente. Una fotocopiadora buena puede mejorar no solamente la productividad de la oficina, sino también la rentabilidad de la organización a largo plazo. Hay muchos modelos de calidad todavía disponibles a varios precios, y por eso es importante investigar las posibilidades para aprovechar de su potencial dentro de su organización.

Hay varios factores para considerar cuando se escoge una fotocopiadora. Para muchos, la velocidad es el primer valor de importancia; y para organizaciones pequeñas y medianas, un rango de velocidad entre 25-45 páginas por minuto (ppm) normalmente es suficiente. Canon, un líder de la industria en términos de calidad, ofrece el modelo imageRUNNER 2545i que tiene una velocidad máxima de 45ppm. Este equipo es suficientemente robusto para oficinas medianas, y su rapidez es destacada aún más por sus características avanzadas escalables que adaptan a requerimientos cambiantes. Compatible con el software uniFLOW, provee mayor transparencia acerca de gastos incurridos por la empresa y permite al usuario monitorear y asignar trabajos específicos a individuales, departamentos, y locaciones. Esto beneficia especialmente las organizaciones que tienen muchos usuarios trabajando en la misma red. Distinto de otras fotocopiadoras, este modelo puede ser conectado directamente a la red de la organización, y una vez conectado el usuario puede ver todos los equipos desde un punto central de control.

Las fotocopiadoras de hoy son digitalizadas, con pantallas táctiles, memoria, almacenamiento y otras funciones de PC. Se conectan a la red, aceptan WiFi, e interactúan con la empresa; y por todos estos avances, la transferencia de información – incluyendo los documentos más confidenciales – pasa ahora a través de máquinas a una escala sin precedentes. Tener seguridad avanzada pre-instalada en el sistema puede ser crítico a la protección de una empresa. Un ejemplar de seguridad en este sector es el Canon imageCLASS D550, que tiene controles innovadores como la autenticación del usuario, el borro de discos, y la encriptación para proteger la información guardada y transferida a través de él. También cuenta con 2x puertos de red con autenticación del usuario habilitado para que se puede trabajar en más de una red simultáneamente, aumentando la productividad.

Modelos escalables con características avanzadas ya son la norma entre los fabricantes más reconocidos. Por ejemplo, el Ricoh MP C4504 cuenta con el Smart Operation Panel un control diseñado para integrar procesos distintos y simplificar tareas complicadas. La adición del Home Screen Widget permite al usuario recibir fax sin papel a través de correo electrónico; tiene un rendimiento hasta 45 páginas por minuto; y produce documentos sumamente profesionales con colores vibrantes y texto claro gracias a su resolución 1200 dpi. Esta fotocopiadora también utiliza Workstyle Innovation Technology, que permite al usuario compartir información fácilmente en la nube, imprimir desde un dispositivo móvil, y personalizar la corriente de trabajo. Además, su integración a la nube aumenta sus posibilidades de personalización para adaptar a requerimientos cambiantes.

La fotocopiadora es una de los equipos más esenciales al ambiente profesional. Muchas marcas seguirán el ascenso de las impresoras multifuncionales; pero no son todas que pueden ofrecer las mismas funciones avanzadas que una copiadora independiente. Para más información sobre fotocopiadoras, favor ver este guía de compra de PCWorld.